MIGUEL BECERRA
MIGUEL BECERRA
Franquicia Personal
R.I.F: V-11500449-9

Teléfono:
(424) 106-3390
Twitter Facebook google
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House

¿Desea Contactarme?

(*) Campo Obligatorio
*Nombre Completo:

*Teléfono:

*Correo Electrónico:

  Observaciones:

Indique El Código ANTISPAM

Codigo  

Noticias y Opiniones

Para Tomar en Cuenta Que Publicar en Las Redes Sociales.

Por Flavia Tomaello*

Con la aparición de las redes sociales, la frecuencia de la comunicación ida y vuelta se ha incrementado exponencialmente. Y la multiplicidad de propuestas excede la unicidad de mensaje. Cada plataforma provee un perfil para construir la imagen de la empresa.

Si apostáramos a pensar de una manera simple en una especie de entramado cuadrangular que contemple a Facebook, Twitter, Linkedin y Google+, se construiría un discurso múltiple que, con sus propias condiciones en cada una de dichas opciones, funcionarán como ladrillos encastrables para dar forma a un mensaje adecuado en el universo digital.

Para Twitter se reserva lo medular: el "qué", procurando construir influencia; en Facebook se expresa el "cómo" intentando crear reputación; para Linkedin, en tanto se comunican los "quiénes" son los talentos que construyen el "que" y el "cómo"; finalmente para Google+ "para qué", apostando a generar presencia.

Teniendo conocimiento de ese escenario y agregándole o quitándole algunas opciones en función del plan estratégico establecido, es momento de determinar un mapa de construcción de mensajes adecuados que iluminen el camino por las redes. Para ello funcionarán correctamente la puesta en juego de una serie de premisas que conducirán la elaboración de modo seguro:

1) Es indispensable considerar a las redes como elementos del marketing de la empresa, por lo tanto la incursión en ellas requiere estrategia.

2) Reconocer que los resultados -como en cualquier otra acción de marketing- se ven en el tiempo. Por ello es que una actividad estentórea en las redes nunca dará buen fruto. Hay que crear un horizonte temporal que contemple sucesivas etapas de desarrollo de proyecto 2.0 a fin de realmente conseguir influencia en dichas plataformas.

3) Es esencial conocer anticipadamente cuáles son los objetivos y cómo se hará para llegar a ellos. Por un lado las metas deben ser alcanzables; por el otro deben estar alineadas al resto de los fines de la compañía.

4) Los contenidos a generarse, aún con la adaptación requerida al estilo de cada red, siempre deberán fundarse en el punto precedente.

5) Conservar activo un calendario de acciones en las redes.

6) Intentar la integración de proveedores, clientes y otros aliados de negocios a fin de que ellos también participen en el camino de posicionamiento.

7) Crean mensajes concordantes con el público destinatario de la red correspondiente y acorde al plan corporativo delineado.

8) Ser activo en las redes sociales, más allá de la propia: indagar tendencias, ver qué dicen otros y cómo, estar al tanto de la evolución que van adquiriendo las plataformas, seguir a la competencia.

9) No desestimar a los usuarios: ellos son los que, en definitiva, consolidarán o no la presencia de la empresa en el mundo 2.0. Por ello, nunca desestimar la escucha activa de los comentarios.

10) Recordar que no pueden utilizarse estrategias replicadas ni los mismos mensajes en distintas plataformas. Intentemos recordar que Twitter es contenido, Facebook es marca, Linkedin es talento y Google+ es quiénes somos.

11) Un gran paso hacia el perfeccionamiento del uso de las herramientas sería trabajar en adecuar los mensajes emitidos al perfil del grupo de usuarios que se poseen. Interesar al contacto es la mejor manera de escalar en calidad.

12) Tal como en el uso de los mails, el spam en las redes también es una realidad. Por ello, apelar a calidad es clave para iniciar un paso sólido.

13) Obvio, pero muy olvidado: ortografía correcta, redacción impecable. Un error gramatical en Facebook es igual que uno en la carpeta impresa de presentación de la compañía.

14) Trabajar en construir mensajes sintéticos e innovadores, que sumen conocimiento e interesen a la audiencia.

15) Por útimo, no olvidar de mensurar las respuestas obtenidas, haciendo foco en un análisis cuanti y cualitativo y ayudarse, de ser necesario, de empresas que brindan soluciones concretas para establer los parámetros de éxito en las redes, tomando siempre como base fundamental la mirada del usuario.

* Coautora junto a Natalia Gitelman de "Redes sociales: menos enredo, más conexión", Ed. Errepar