MIGUEL BECERRA
MIGUEL BECERRA
Franquicia Personal
R.I.F: V-11500449-9

Teléfono:
(424) 106-3390
Twitter Facebook google
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House
MIGUEL BECERRA Rent-A-House

¿Desea Contactarme?

(*) Campo Obligatorio
*Nombre Completo:

*Teléfono:

*Correo Electrónico:

  Observaciones:

Indique El Código ANTISPAM

Codigo  

Noticias y Opiniones

Trabas jurídicas afectan mercado inmobiliario

“Ciertos instrumentos legales se han convertido en trabas para los promotores de inmuebles, e incluso para los propios compradores”, dijo Aquiles Martini Pietri, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela. 

Martini citó la Ley Contra la Estafa Inmobiliaria, en la que se establece la revisión de costos -por parte del Estado- antes de vender alguna vivienda y esto imposibilita el trabajo de los promotores, así mismo centraliza la construcción. 

Otra de las trabas jurídicas -según el presidente de la Cámara Inmobiliaria- es la Ley de Arrendamiento, la cual regulariza los alquileres, esto generó un “desequilibrio” entre el inquilino y el propietario, protegiendo al primero y no al segundo. “Ya muchas personas han decidido no seguir arrendando sus propiedades, pero los inquilinos no pueden irse hasta tanto el Gobierno no les ubique un inmueble, así que los arrendadores están de manos atadas”, acotó. 

A juicio de Martini, el panorama inmobiliario de 2013 será similar al que se presentó en el año anterior. “Si las trabas jurídicas continúan la promoción de viviendas tiende a desaparecer, sin olvidar que los contratistas del Gobierno desplazan a los privados”, enfatizó. 

EN DESTAQUE 

Aquiles Martini, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, indicó que hasta 2011 la construcción privada ocupaba 70% del mercado nacional, ahora los niveles bajaron a 30%, mientras que la oficial está en 70%. 

 Fuente: EL INFORMADOR 01-2013